lunes, 28 de septiembre de 2015

UNA EXPEDICIÓN VASCO-ARAGONESA A PERÚ EN BUSCA DE RUINAS INCAS

                           
                                         Como en el siglo XIX. Miguel Gutiérrez Garitano en Vilcabamba en 2011.

En el proyecto, la Mars Gaming Expedition 2015, colabora el Club Montisonense de Montaña, dos de cuyos miembros, los hermanos Janer Moreno, son los alpinistas de la partida.


¿Quién no ha soñado con descubrir una ciudad perdida? los miembros de una expedición vasco aragonesa -la Mars Gaming Expedition- creen que esa posibilidad única está en sus manos; para lograr este sueño explorarán durante septiembre y octubre una remota zona de los andes peruanos, el sector occidental de las montañas de Vilcabamba, un área que todavía no ha sido pisada por ningún científico ni alpinista. 

"Es nuestra cuarta expedición a la zona -comenta Miguel Gutiérrez, el director del proyecto- y, tras años de recogida de testimonios y el uso de tecnología satélite creemos haber descubierto algunos yacimientos importantes, aunque nada es seguro. En caso de tener éxito nuestra intención es colaborar con el Ministerio de Cultura de Perú para el registro oficial y la preservación del patrimonio peruano en una zona tradicionalmente olvidada y sometida al saqueo -zanja". En la empresa colabora, entre otras entidades, el Club Montisonense de Montaña, dos de cuyos miembros, Marcos y Javier Janer Moreno, que gozan de una larga trayectoria montañera, forman parte del equipo explorador. "Nuestra labor -explica Marcos- consistirá en facilitar el acceso del grupo en los pasos de montaña, o aquellos lugares que, dado lo escarpado del terreno, se nos atraganten". La partida está constituida, de hecho, por un equipo multidisciplinar de siete personas entre los que hay profesionales del área audiovisual (Rafael Gutiérrez y Aitor González de Langarica), historiadores (Miguel Gutiérrez Garitano y Silvia Carretero Gómez), médicos (María Valencia Basaldua) y alpinistas (hermanos Javier y Marcos Janer Moreno). 

Historia llena de misterios "Nuestro objetivo principal es ahondar en el conocimiento de la historia del antiguo Reino de Vilcabamba", asegura Miguel Gutiérrez.

El reino de Vilcabamba fue fundado en 1537 por el emperador Manco Inca. Tras ser expulsados de Cuzco por los soldados de Pizarro, los ejércitos de este soberano, se refugiaron en las altas selvas del Antisuyo, la más remota frontera del imperio; allí, entre altos pináculos y selvas impenetrables los últimos guerreros de la que fuera la mayor nación indígena de América del Sur se hicieron fuertes en torno a la ciudad de Vilcabamba, cuyo nombre, con el tiempo, se hizo extensivo a toda la región montañosa. 

Todavía hoy la cordillera de Vilcabamba es uno de los lugares más salvajes y menos explorados de Perú; a pesar de que sus estribaciones comienzan a unos cien quilómetros al noroeste de Cuzco, sus enormes farallones (con 5 cimas que superan los cinco mil metros y cuya cota más alta es el cerro Salcantay, de 6.271), selvas, barrancos y cañones, convierten el territorio en una tierra dura y hostil, aislada del exterior durante toda la estación húmeda y donde, a menudo, el único medio de comunicación viable es el mulo o el caballo.

                          
                              Ruinas restauradas en Choquequirao.

La presencia esporádica de guerrillas narcoterroristas en la zona, además de su carácter agreste, explican por qué quedan amplias zonas blancas sobre el mapa de la región. 

Preservar un rico patrimonio El proyecto Mars Gaming Expedition 2015 pretende explorar amplias zonas de selva de montaña en busca de ruinas con la intención de registrar su existencia en el catastro del Ministerio de Cultura de Perú y como paso previo para un proyecto más amplio y ambicioso de estudio arqueológico (prospección superficial intensiva) que pretenden consensuar con el Gobierno de esa nación. Otras zonas de la región ya han sido prospectadas por arqueólogos que han descubierto recintos rituales, baños, carreteras, etc., de origen inca y preinca, por lo que se sabe que la zona goza de gran presencia de restos antrópicos precolombinos. La intención final es la preservación de un patrimonio expuesto al expolio, como ya ha ocurrido en numerosas ocasiones en zonas similares donde la presencia de las autoridades peruanas. "Al objetivo cultural -añade Marcos Janer Moreno-, añadiremos el objetivo alpinista de ascender a varias cimas vírgenes de más de 4.000 metros, pues consideramos que, la exploración de un área montañosa virgen, es una enorme experiencia en sí misma".

Informa: Mikel Caballero

Desde en Club Montisonense de Montaña os mandamos toda nuestra suerte y nuestros buenos propósitos para alcanzar el éxito personal y profesional en vuestra aventura.

Un abrazo compañeros!!

PD: incluimos abajo un recorte del diario del Alto Aragón del pasado 15 de Septiembre donde se hacían eco de esta interesante noticia.

lunes, 21 de septiembre de 2015

PICO ARNALES (3.006 m), INFIERNOS ORIENTAL (3.079 m), CENTRAL (3.083 m) Y NORTE (3.075 m)


                           

El pasado 6 de Septiembre, ocho miembros del Club Montisonense de Montaña salimos del balneario de Panticosa cuando son las 6h. de la mañana, nos ponemos en marcha hacia el collado de Pondiellos, el ascenso es bastante duro y mantenido, subida que vamos haciendo con paciencia, cuando amanece ya tenemos visión de los picos del sector del Garmo, nosotros nos vamos a centrar en llegar al collado, el ultimo tramos vamos cada uno a su ritmo ya que es muy exigente.

 
Una vez en el collado descansamos un buen rato para reponer fuerzas, hacer algunas fotos y visionar la ruta de subida hacia los Picos de Infiernos, pero antes nos desviaremos a nuestra derecha para ascender al Pico Arnales, primero por pedrera para introducirnos en una chimenea que nos dejara en la arista cimera.

                          

La cresta es algo aérea, vamos ganando metros hacia la cima con cautela y mucha precaución, al ir en grupo ralentiza el paso y nos cuesta alrededor de 1,30h recorrer toda la cresta. Por fin terminamos y descendemos hacia el collado de Arnales para ir a la base de la trepada de los Picos Infiernos, esta subida también hay que tomársela con mucha precaución, no es difícil pero es terreno delicado y expuesto.

                           

Una vez ganada la altura nos dirigimos en primer lugar al Pico Oriental de los Infienos. la satisfacción en muy grande, "no es para menos" todo el grupo está muy emocionado para la mayoría es la primera vez que ascienden a estos picos.

Seguimos nuestro itinerario para llegar el Pico Central, otro descanso para fotos y observar el monumental paisaje.

                          

Ya solo nos queda acercarnos al Pico Norte y comenzar el descenso con mucha calma, afrontamos destrepes continuados hasta situarnos en un colladito, a partir de aquí la cosa ya va cambiando y el terrenos se vuelve mas vulnerable y aunque no hay que bajar la guardia ya que todavía hay algún destrepe hasta llegar por fin a terreno de sendero, en breve estamos en el collado de Tebarrai.


Parada para quitarnos los cascos ya que ha pasado el peligro de caída de piedras, vamos descendiendo por un sendero bastante cómodo, hasta los ibones Azules, otra parada obligatoria para hacer fotos "no hay quien se resista" el espectáculo es sorprendente y un buen sitio para recrear los sentidos.

Pasamos junto a los lagos de Bachimaña y su nuevo refugio. El cansancio se empieza a acusar, no es para menos, pero hay que llegar poco a poco.

Cuando por fin llegamos al parking son las 19h. (13horas de actividad incluido mas o menos una hora de descansos) jornada muy larga y dura pero ha merecido la pena, todo el grupo esta mas que entusiasmado y feliz por los ascensos realizados.

                            


DIFICULTAD: MEDIA/ALTA IIº Buena preparación física. (no se requiere cuerda pero si el uso de manos para algunas trepadas y destrepes).

DESNIVEL: 1.700 m.

TIEMPO ACTIVIDAD: 12h.

Gracias a todos por su participación.

I CARRERA DE MONTAÑA ASCUAXTREM

                 
Informamos a todos los amantes de la montaña que se va realizar la I CARRERA DE MONTAÑA ASCUAXTREM en San Pedro Manrique (Soria), el 17 de octubre de 2015.

La carrera se podrá realizar corriendo o andando y tendrá dos recorridos 15
km o 21 km.

La jornada estará llena de actividades, Carrera para los participantes,
taller para los acompañantes durante la carrera, comida popular,
conciertos, DJ.

La inscripción incluye, bolsa de corredor, camiseta conmemorativa, comida,
conciertos, DJ, premios....
Los acompañantes podrán apuntarse a la comida en la página de la
inscripción de la carrera.

Inscripciones:

Más información: envía un email a: ascuaxtrem@gmail.com




jueves, 17 de septiembre de 2015

ESCUELA DE ESCALADA CMM TEMPORADA 2015-16



Desde el Club Montisonense de Montaña os invitamos a participar conjuntamente de este maravilloso deporte. Este año debido a los nuevos cambios legislativos y normativos que han entrado en vigor en 2015, en la inscripción va incluida tarjeta federativa en Modalidad A de la Federación Aragonesa de Montañismo. Incluye también material, monitores, la inscripción al club y algunas salidas promocionales a roca así como otra actividades excepcionales (skyline, orientación, tirolina…) de las que se ira informando durante la temporada. Para más información sobre el curso, las actividades o las ventajas de estar federado contactar con el club cmm.contacto@gmail.com o con los monitores en horario de escuela de escalada en el Pabellón Los Olímpicos. Saludos!

domingo, 13 de septiembre de 2015

BARRANCO LAPAZOSA

                                        

El pasado día 2 de agosto, un reducido grupo de barranquistas del club, junto a un compañero de Zaragoza, Peter, subimos hasta el valle de Bujaruelo para realizar uno de los descensos más conocidos en este rincón.

Ya hacia quince días que lo habíamos visto cuando subíamos a descender el Ordiso, y la verdad… estaba muy flojo de agua y muchos grupos de empresas.

Pero las fuertes tormentas del jueves y viernes anterior, lo transformaron, y nos dejaron una imagen más propia de Mayo, que de Agosto, y le subió el nivel técnico, con lo que sabíamos que no íbamos a tener las aglomeraciones de gente que se pueden esperar en este descenso.

Ya en la aproximación se oye la fuerza del agua en las primeras cascadas, pero hasta llegar a la cabecera no se puede tener una visión objetiva del caudal, y cuando estamos llegando vemos otro pequeño grupo que ya está dentro.


El barranco baja fuerte, pero a priori no tiene que darnos muchos problemas, conque decidimos descender los primeros rapeles hasta el escape y una vez ahí valorar si abandonamos o continuamos, puesto que la parte más estrecha del cañón se encuentra más abajo.

Después de vestirnos empezamos el descenso y es cierto que las pozas tienen rebufos que nos hacen luchar para salir de ellas, pero no ofrecen grandes problemas, el tobogán baja con la fuerza suficiente para no dejar ver quien se encuentra dentro. Hay mucho debate sobre la evaluación de los caudales, pero tenemos claro que nos encontramos en un barranco con caudal alto.

Llegamos a la zona del escape y nos toca valorar, un grupo ha entrado detrás nuestro y nos vamos apoyando los unos en los otros en alguna ocasión, lo que nos anima a realizar el descenso completo, utilizando más tiempo del que se acostumbra pero asegurando bien todos los pasos.

A partir de aquí, las reuniones nos las encontramos sucias. (Llenas de hiervas y ramas), lo que nos hace pensar que el primer grupo ha salido en el escape como nos lo confirman luego en el refugio, aunque no sabemos su razón, tenemos claro que desde la tormenta somos los primeros que descendemos el barranco completo. El barranco que en teoría se desciende en 4 horas, nos mantuvo más tiempo dentro del que nos imaginábamos. Pero nos dejó un buen sabor de boca, nos proporcionó unas imágenes preciosas, y nos enseñó una vez más a no subestimar la fuerza del agua. Aparte de brindarnos la oportunidad de conocer a gente tan aficionada a este deporte como nosotros. Un saludo a Lluís y compañía, esperamos volver a coincidir en algún otro descenso. 

domingo, 6 de septiembre de 2015

CONGOSTO DEL MU

                          

El domingo 6 de septiembre el Club Montisonense de Montaña dirigió su ruta por el Congosto del Mu, situado por el curso medio del Segre.



De la sección de Senderismo 18 participantes, partimos de la presa de Camarasa y tras pasar la pasarela colgante que facilita el cruce del cauce por encima de la presa, ascendimos al mirador de Penalta a 666m de altura, donde pudimos ver la confluencia de los Noguera Pallaresa con agua azulada y el Río Segre con agua marrón, señal de las tormentas sufridas en los valles altos de este río.




Tras un descanso con semejante paisaje, un pequeño almuerzo, retornamos por nuestros pasos hasta el poste que indica la dirección del sendero del Congosto del Mu hacia Alós de Balaguer, sendero que recorre por un desfiladero impresionante y lleno de verdor, donde el agua es protagonista.




Disfrutamos de buen día y luz para observar los bellos parajes, incluidos dentro del espacio natural protegido del “Aiguabarreig” del Segre-Noguera Pallaresa.


Ruta evidente y señalizada donde los pasos de dificultad del itinerario están equipados con buenas y seguras pasarelas y esta parte de la ruta en sí es sencilla, con poco desnivel. Llegando a la zona recreativa de la Fuente de la Espadella, equipada con mesas y a las sombra de los grandes árboles que la rodean y cerca del río, que nos invitó a quedarnos a parte del grupo para comer, descansar y reponer fuerzas; mientras otra parte se animó a llegar a Alós de Balaguer.





Regresamos por el mismo sendero, la luz del día se hizo aún más limpia si cabe, y los tonos verdes diferentes de los árboles, arbustos, flores, no dejaban descansar las cámaras de fotos.


Nos cuenta nuestro guía (que es de la zona), que la ruta del congosto del Mu, transcurre siguiendo buena parte del trazado del antiguo camino de herradura que desde la Edad Media une Alòs de Balaguer y Camarasa, siguiendo el Río Segre.


El guía nos comentó de otra ruta (San Antoni…, Camarasa), pero será para otro día.









Buena jornada, con un buen paisaje y muy buena compañía.