domingo, 25 de mayo de 2014

CURSO DE BARRANQUISMO

Durante el fin de semana del 23, 24 y 25 de mayo, se ha realizado un curso de iniciación y otro de perfeccionamiento en barrancos con monitores del Club Montisonense de Montaña.

El viernes se hizo una charla en la sede del club donde se realizó la presentación del curso y se trataron diversos temas relacionados con esta actividad.

El sábado la idea era realizar las prácticas en las paredes de Monchirigüel, en Alquézar, pero finalmente tuvimos que hacerlas en el rocódromo de la Escuela Refugio dado que el día no acompañó por lluvias intermitentes.


El domingo tocaba poner en práctica los conocimientos adquiridos el día anterior; escogimos como opción el barranco Lapenilla por su tranquilidad y porque el tiempo también lo daban revuelto por el Pirineo, así que nos quedamos más abajo, concretamente cerca de Graus, entre Pano y La Aldea de Puy de Cinca.


El resultado final general fue de satisfacción por lo aprendido y de disfrute de la buena compañía.



Escalada JJEE Final Provincial - Benasque

Este domingo 25 de Mayo, un año más la Escuela de Escalada del Club Montisonense participó en la Final Provincial de JJEE, esta vez se celebró en Benasque así que con el aliciente de escalar en un rocódromo nuevo para nosotros subimos 6 escaladores.

           


La mañana transcurrió como estaba previsto, los participantes escalaron la vía de clasificación y la final, con algunos momentos innecesarios de parada para los participantes. Al final estas competiciones cada vez tienen menos aliciente, por lo menos en nuestro caso, ya que se resumen en madrugar y viaje para escalar dos vías a los máximo en toda la mañana y para casa. Solo se acercan los escaladores más motivados y con las familias mas pacientes.Desde el CMM preferiríamos acabar cansados de escalar, probar más vías y que hubiera más espacios de compartir momentos con otros escaladores.



A pesar de esto, hubo buen ambiente y publico que animo a todos los participantes. Escalar en el rocódromo de Benasque es un lujo y tiene muchas vías nuevas para nosotros. 

Nuestros escaladores lo hicieron muy bien, al ser final provincial solo pasan a la final autonómica (Próximo 1 de Junio en Zaragoza) los 5 clasificados de cada categoría, en el caso del Club Montisonense pasan todos menos una de las participantes. 

Pronto salida a roca y final de curso! Arriba pequeñas lagartijas!

Clasificaciones
Juan Jose Hobich - Mas Cadete - 1ºClasf
Santiago Hobich - Mas Cadete - 3º Clasif
Sergio Araguas - Mas Infantil - 1º Clasf
Fran Hobich - Mas Infantil - 5º Clasif
Guillen Abad - Mas Benjamin - 5º Clasif
Sofia Hobich - Fem Benjamin - 6º Clasif

domingo, 18 de mayo de 2014

Subida a la Ermita de San Salvador, Castillonroy

La Ermita románico – gótica de San Salvador está situada en lo alto del pico de Montpedró, de 728 m. de altitud, se trata de un cerro pre-pirenaico de roca caliza situado en la comarca oscense de La Litera, a escasa distancia de la provincia de Lérida. 

El acceso a esta privilegiada construcción no es fácil, ya que no existe ningún camino por el que acceder al recinto en vehículo. Tan solo desde el pueblo de Castillonroy una pista forestal que salva unas pronunciadísimas pendientes nos acercará hasta una explanada próxima, pero tampoco es posible subir por ella en coche. 


El Club Montisonense y su sección de senderismo programaron una circular a esta montaña y la subida a la ermita, para comprobar que andando, sin un excesivo esfuerzo nos íbamos a situar en uno de los mejores miradores de la comarca. 

Partimos un total de once senderistas desde la fuente de Santa Ana, en una especie de zona recreativa o picnic que hay junto a la carretera que conduce al poblado de Confederación, en las proximidades de la Presa de Santa Ana. 

Desde este lugar, una senda bordea hacia el sur la carretera por la que hemos venido. Pasamos junto a unos jóvenes pinares y al salir de ellos comenzaremos a virar al oeste recorriendo la falda del pico Montpedró cual si fuésemos hacia el pueblo de Castillonroy. A medida que avanzamos, podremos observar cómo multitud de plantas se han adaptado extraordinariamente a este terreno tan soleado, seco y expuesto a las inclemencias climatológicas, cubriendo el suelo de innumerables especies de plantas que adornan el monte con sus vistosas flores. 


Este año la primavera ha venido adelantada, pero eso no impide que disfrutemos de este paseo sin apenas desnivel mientras charlamos tranquilamente sobre lo bonitos que están los sembrados y las curiosidades que pueden sorprendernos allí donde vayamos a andar. 

Justo cuando la senda inicia una fuerte subida encarándose hacia la montaña nos saldremos de ella por la izquierda y continuaremos por una pista, así daremos un rodeo mayor pero sin maleza. El camino sigue rodeando la montaña y después de unas curvas cruza un bonito barranco donde existen algunas vías de escalada. A partir de aquí debemos prepararnos puesto que el desnivel es muy fuerte, casi violento diría yo, ya que en tan solo 1.100 m. salvaremos unos 250 m de desnivel, es decir una pendiente media del 23% . Es cuestión de tomárselo con calma, andar poco a poco para no sofocarnos y una vez superada esta parte más dura hacer un pequeño receso en la explanada final, desde allí siguiendo la señal indicativa subiremos unas cuantos escalones de roca para alcanzar la loma cimera y recorrer los últimos 200 m. hasta la ermita. 


Es un excelente lugar para relajarse, disfrutar de las extraordinarias vistas y sentarse a la fresca. La ermita de San Salvador fue restaurada en los años 2001 y 2002, cada año se hace una romería desde Castillonroy, como curiosidad diré que tiene una especie de porche abierto al sur que es como si se tratara de un mirador (no he visto otra ermita igual) por lo que no me extraña que no pare de subir gente ya que pocos lugares se encuentran cerca del llano con unas panorámicas tan excepcionales. 

Hecho el necesario receso, y viendo que comienza a apretar la calor, decidimos bajar por la cara noreste de la montaña por una senda que está señalizada como SL-L 23, los bordes de la misma están llenos de flores de colores (blancas, amarillas, violetas, etc.) que se van abriendo a medida que el sol aprieta, y no pudimos evitar posar junto a ellas para hacernos una foto. 

Descenderemos fuertemente hasta la zona de picnic donde tenemos estacionados los coches, tomando cuidado de no resbalarnos en la tierra suelta. En menos de una hora hemos realizado el descenso y nos vamos a comer a casa, pues parece que, esta vez sí, hemos hecho una romería en toda regla.

Ascensión al Pico Salcorz 2.680mts

Valle de Bielsa
Ruta: Por el barranco Salcorz
Desnivel: 1.150m.
Dificultad: facíl/media



Saliendo después del paraludes que se encuentra a un kilómetro antes de llegar al túnel de Bielsa/Aragnuet (cota 1.600) se encuentra el PR 81 que asciende hasta el collado de Salcorz (antiguo paso a Francia que se utilizó para comerciar con los vecinos franceses y como paso durante la guerra civil española)

La senda con marcas blancas y amarillas trascurre entre pinares frondosos y en fuertes lazadas sube hasta cruzar el barranco Salcorz a partir de aquí el desnivel va suavizando hasta llegar a las cercanías del lago Salcorz en esta época del año todavía queda bastante nieve y hay que ascender con crampones y pilolet, la nieve está muy transformada y algo dura, al no tener que seguir estrictamente la senda nos permite tomar una dirección mas directa hacia la cima, optamos por ascender por la parte central del pico sin pasar por el collado, la subida se hace notar y las fuerzas disminuyen, esto nos hace pensar y nos damos cuenta que no hemos hecho ni una sola parada para comer y reponer fuerzas, pero no es buena idea parar en pleno ascenso final, así que aguantamos hasta la cima.

La última parte no tiene nieve y tenemos que parar para quitar los crampones, el terreno es pizarroso y damos los típicos pasos que te echan para atrás, pero sabemos que en breve estamos pisando cima.

Ahora si que sacamos la fiambrera y reponemos nuestro mal trecho estómago.

Las vistas son muy bonitas a pesar que el día está algo nublado, pero entre nube y nube vamos viendo el paisaje, hace algo de viento y no invita a estar demasiado rato en la cima, hacemos fotos y comenzamos el descenso, ésta vez si que nos dirigimos al puerto de Salcorz pero una vez mas antes de llegar nos lanzamos en busca de la ruta mas directa y perdemos metros rápidamente, en breve estamos de vuelta en el lago, nos tomamos un descanso para hacer unas fotos y continuar hasta el encuentro con el bosque, tomamos de nuevo el sendero y con tranquilidad llegamos hasta el pequeño parking donde habíamos dejado el coche.